¿cómo afectará la impresión 3D a la cadena de suministro?

cadena de suministro

Como comentamos en el post anterior “cómo influirá la impresión 3D en la Logística“, no hay ninguna duda de que las impresoras 3D supondrán un cambio en la cadena de suministro, pero el gran cambio se producirá, y es de lo que hablaremos hoy, en la industria manufacturera al dar al usuario la posibilidad de crear sus propios objetos en casa.

Actualmente la impresión en casa puede ayudar a producir artículos para un consumo domestico o local, a día de hoy esta posibilidad sigue limitada solo a los plásticos, y los artículos de producción compleja requieren de una impresión en varias partes.

Los últimos informes plantean la situación de que el precio de las impresoras siga bajando y lleguen a tener un precio asequible para los ciudadanos y sean capaces de imprimir en metales, cerámicas u otros materiales. Y he aquí la cuestión ¿Qué pasaría si se desarrollase tanto la impresión en casa que se dejase de necesitar enviar productos terminados a grandes distancias? ¿como afectaría esta bajada de precios a la cadena de suministro?

Por un lado, la propiedad intelectual se convertiría en el  espacio comercial dominante, ya que el valor del producto estaría en su diseño y no tanto en el producto en sí, ya que habría una mayor personalización del objeto, con una posibilidad de variación casi infinita, en este sentido los límites de la propiedad intelectual se difuminarían aun mas.

En este sentido en el futuro habría que examinar toda la cadena de datos para asegurarse de que la información se transforma y maneja de forma segura. De este modo el sector de la Logística podría tener la oportunidad de desarrollar el intercambio de datos, ofreciendo soluciones de cadena de suministro, tanto de productos físicos como digitales.

El modelo tradicional de fabricación y transporte seguirá funcionando en artículos que tengan un montaje complejo como maquinaria, automóviles o algunos tipos de electrodomésticos, pero, ¿Qué pasara con la fabricación de productos pequeños?, esa es la gran incógnita, cuando se pueda realizar la impresión en otros materiales, se podrán imprimir productos como lámparas, altavoces o incluso televisores.

Estos cambios, repercutirían de manera directa en la cadena de suministro. Ya que  aparte de repercutir en el sector manufacturero, también lo harán en el sector logístico, y en la industria del embalaje ya que encontrarían una bajada de la demanda de sus funciones básicas como el almacenamiento y la distribución de productos acabados.

Por supuesto todo esto dependerá de lo que las reglas económicas acontezcan en el futuro y de los precios de las impresoras 3D, ya que si al usuario particular, es decir, el que hace la impresión en casa, le es más costoso  realizarlo él que comprarlo ya fabricado, entonces lo planteado anteriormente no será posible, pero si estos costes de producción en casa siguen disminuyendo y el precio de las impresoras también, y sumando la creatividad de cada usuario, ya que crearían los productos a su imagen y semejanza, la situación planteada,  no estaría tan lejos.

Aun cuando todo esto ocurra, es decir cuando la comunidad “Hágalo en casa” crezca es inusual pensar que todos los productos para los hogares serán impresos en casa. Lo que si será usual es que los consumidores quieran ser participes del diseño de sus productos y hacerlos a medida, en ese nuevo escenario que se nos planteará, los modelos de producción serán la respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *